¿Qué importancia tiene la comunicación entre docentes y padres de familia en el desarrollo de los adolescentes en etapa escolar?
¿Qué importancia tiene la comunicación entre docentes y padres de familia en el desarrollo de los adolescentes en etapa escolar?

¿Qué importancia tiene la comunicación entre docentes y padres de familia en el desarrollo de los adolescentes en etapa escolar?

Los padres son figuras de apoyo en la educación de los hijos e hijas en todas sus etapas de aprendizaje. Esto se ha podido notar más en el contexto de la pandemia, ya que, sin el apoyo de los padres y madres en casa, la educación remota hubiera sido más complicada de lo que resultó, retrasando así el aprendizaje de niños, niñas y jóvenes.

La importancia de la comunicación entre padres y docentes en la educación de adolescentes 

Es cierto que los padres y madres no son pedagogos; sin embargo, el apoyo que pueden brindar a los y las docentes, desde su hogar, es clave para el desarrollo del aprendizaje de sus hijos. Debido a esto último, es elemental que padres y docentes tengan una comunicación armoniosa y fluida, ya que de esa manera los docentes pueden guiarlos para ser el soporte que sus hijos necesitan para aprender de forma remota. 

¿Cómo los padres pueden ayudar a los docentes con la educación remota?

La comunicación entre padres y maestros permite que estos últimos orienten a los padres sobre cómo desarrollar estrategias para entrar en contacto personal con sus hijos o hijas; después de todo los jóvenes necesitan ser escuchados y saber que se les tiene paciencia, que pueden equivocarse y reflexionar sobre el error para aprender y crecer. 

Para que los padres y madres puedan ser guías de sus hijos, es importante además que primero se autoevalúen emocionalmente, reconozcan sus propios defectos, emociones, sentimientos, y puedan hacerles frente para equilibrar su vida. Este autorreconocimiento, por ejemplo, de emociones como la frustración, la ansiedad, etc. permite que se pueda lidiar personalmente con estos y se evite descargarlos sobre los hijos, hijas o el resto de la familia. 

Después de todo, no solo los padres y madres sienten estas emociones sino también los jóvenes. Y aceptar y afrontar las emociones propias, ayuda a entender la de ellos, para guiarlos en la aceptación de sus emociones y enseñarles cómo lidiar con ellas. 

La comunicación entre maestros y padres también permite que los docentes puedan hacer comprender a los padres el tipo de aprendizaje que tienen sus hijos y la forma cómo pueden ayudarlos a aprender teniendo en cuenta su individualidad

Así mismo, los padres pueden entender la labor de los docentes y establecer medidas en casa que contribuyan con el aprendizaje de sus hijos, por ejemplo: 

  • Creando horarios para sus hijos, así habrá tiempo para dormir, comer, estudiar, hacer las tareas, entretenerse, pasar tiempo en familia, etc. 
  • Los padres pueden programar tiempo para apoyar a sus hijos con sus tareas. 
  • Cuidando la salud emocional de sus hijos, a través por ejemplo del reconocimiento de sus emociones y la escucha activa que permita que sus hijos hablen respecto a lo que sienten, etc.

Comparte:

Admisión 2022

¡Conoce nuestras novedades!

  Info Admisión