¿Qué son los hábitos de estudio y cómo emplearlos para mejorar el rendimiento académico de nuestros hijos?
¿Qué son los hábitos de estudio y cómo emplearlos para mejorar el rendimiento académico de nuestros hijos?

¿Qué son los hábitos de estudio y cómo emplearlos para mejorar el rendimiento académico de nuestros hijos?

Con el pasar de los años vamos adquiriendo hábitos que juegan a favor o en contra de nuestra vida. Entre los primeros, los que debemos aprender desde muy niños, son los hábitos de estudio; estos influyen incluso respecto a nuestro fracaso o éxito académico. 

Según el diario español El Comercio, hay casos de niños que, pese a tener todas las aptitudes para tener éxito académico no lo han logrado debido a malos hábitos de estudio que presentan. Por ejemplo, hay niños que suelen sacar buenas calificaciones por varios años sin estudiar o esforzarse; pero que al llegar a niveles más avanzados (nivel secundario, por ejemplo) les cuesta aprobar las materias; y en otros casos, este problema puede pasar cuando egresan de nivel básico. 

Debido a problemas como el mencionado, es importante que, como padres, fomentemos los buenos hábitos de estudios en nuestros hijos, desde chicos; de esa manera veremos cómo su rendimiento escolar mejorará y los prepararemos para los desafíos que tenga en el futuro. 

¿Qué son los hábitos de estudio?

Los hábitos de estudio son costumbres que adoptamos para alentarnos a aprender y estudiar. Si los fomentamos en los niños, desde pequeños, no solo aprenderán porque tienen que hacerlo, sino porque surja el deseo de aprender en ellos. Un ejemplo de un buen hábito de estudio es tener un horario para hacer las tareas, otro adoptar la costumbre de hacer resúmenes de las lecciones aprendidas en el día, formar grupos de estudio, entre otros. 

¿Cómo emplear los hábitos de estudio para mejorar el rendimiento académico?

Si quieres ayudar a tu hijo a mejorar su rendimiento académico, te recomendamos inculcarle los siguientes buenos hábitos de estudio básicos. Verás cómo las cosas empiezan a mejorar académicamente.  

1. Establece un horario para estudiar

Cada cosa tiene su tiempo en el día y en el transcurso de la semana. Ayuda a tu hijo a crear un horario de estudios fijo. De esa manera no solo puede usar este tiempo para repasar lo atendido, también para concluir las tareas que tenga asignadas. 

2. Enséñale a usar técnicas de estudio

Muchas veces los niños aprenden técnicas de estudio en clase, pero no las aplican. Como padre, puedes ayudarle aprendiéndolas también y alentándolos a usarlas. 

Respecto a este punto, es necesario que comprendas que no a todos los niños les sientan bien las mismas técnicas; para unos puede ser más simple leer la lección, mientras que para otros es necesario elaborar resúmenes, notas bibliográficas, hacer mapas conceptuales, diagramas, componer canciones que le ayuden a memorizar, entre otras. 

3. Ayúdale a evitar distractores

La hora de estudio debe ser solamente para este fin; incluso si hay lapsos de 5 minutos de descanso entre cuarto y cuarto de hora. Para ayudarle a evitar distractores, puedes partir por crearle un espacio diseñado exclusivamente para estudiar, donde no se admita el televisor ni el uso de redes sociales o videojuegos. 

En conclusión, los hábitos de estudio son de gran ayuda para que tu hijo mejore su desempeño académico; sin embargo, estos hábitos necesitan tu apoyo para ser inculcados desde edades tempranas y que así les sea más fácil asimilarlos a medida que crezcan. Al final, estarán preparados para niveles más avanzados e incluso para cuando comience sus estudios superiores. 

¡Conoce nuestras novedades!

Admisión 2024
  Info Admisión 2024