¿Cómo prepararse para la universidad desde la secundaria?
consejos para prepararse para la universidad

¿Cómo prepararse para la universidad desde la secundaria?

Desde pequeños, les hablamos a nuestros hijos, acerca de lo importante que es estudiar una carrera universitaria una vez que han concluido sus estudios secundarios. Pero para poder lograrlo, es necesario prepararse para la universidad desde que están en el colegio. De esa manera, pueden conseguir un buen puntaje en el examen de admisión y alcanzar una vacante en la carrera y universidad que han escogido. 

Consejos para prepararse para la universidad

Según una publicación del portal “Educación al Futuro” aproximadamente 1 de cada 5.6 postulantes logran alcanzar una vacante; y la brecha se amplía cuando se trata de universidades estatales, por ejemplo, en el caso de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos hay 12 postulantes por cada vacante; e incluso más dependiendo la carrera a la que se postule. Esto lleva a que si los estudiantes no se han preparado adecuadamente para postular a la universidad les tome más tiempo empezar sus estudios superiores. 

A continuación, compartimos algunos consejos para ayudar a sus hijos a prepararse para la universidad desde la secundaria; de esa manera evitará que pierdan un semestre o más en una academia pre-universitaria y tendrán mayores oportunidades de conseguir una vacante en su primer intento. 

Ayude  a que cree hábitos de estudio 

De esa forma podrá organizarse para estudiar, tanto en cuanto a horas de estudio se refiere, como ritmo y métodos de aprendizaje. Algunos buenos hábitos de estudio que puede plantearle son: 

  • Estudiar en un ambiente especialmente dedicado a este fin. 
  • Tener una cantidad de horas de estudio diaria planificadas. 
  • Evitar usar el celular en horas de estudio. 
  • Enseñarle técnicas de mnemotecnia que le permitan lidiar con los exámenes de opción múltiple, entre otros.

Revisar los antiguos exámenes de admisión

De esa manera tendrán una idea de la dificultad de la pregunta. Es más, podría juntar a su hijo con algunos amigos de la escuela e intentar resolver estos exámenes en el tiempo que las universidades suelen dar a los postulantes. 

No solo es memorizar, también estudiar y repasar 

Aunque la mayoría de las preguntas de los exámenes de admisión implican que los estudiantes memoricen ciertos conocimientos; hay algunos casos donde la memoria no es suficiente, sino que también es necesario aprender a aplicar los conocimientos (por ejemplo, en los ejercicios matemáticos de los exámenes); además, el aprendizaje a través de la memoria puede perderse si no se repasa constantemente lo aprendido. 

Investigue más sobre la carrera y universidad a la que su hijo quiere postular

De esa manera no solo conocerá la malla curricular y la cantidad de vacantes que suelen ofrecer cada año para esta carrera; sino también, los puntos que más se valoran en el examen de admisión; de esa manera podrá ayudar a su hijo a que dedique más horas de estudio a esas materias relevantes que le causan dificultades. 

No todo es estudiar, también debe tener pasatiempos

no todo es estudiar

El estrés no es el mejor aliado del aprendizaje. Por este motivo, aunque es bueno que se creen hábitos y metas de estudio, también lo es que el estudiante tenga tiempo para practicar sus actividades favoritas, disfrutar sus pasatiempos o pasar el rato con sus seres queridos. Estos momentos de calidad lejos del estudio, le ayudarán a tener el respiro que necesita para recargar energías y seguir aprendiendo.

¡Conoce nuestras novedades!

  Info Admisión