"Todo por amor, nada por la fuerza"

“Todo por amor, nada por la fuerza”

Fue el 25 de mayo de 1931 cuando, con este lema, que hasta el día de hoy guía la labor de la educación inicial, comenzó a funcionar oficialmente el Jardín de la Infancia N°1 por R.S. N° 589, en su sede en el Parque La Mar, bajo la dirección de Victoria y Emilia Barcia Boniffatti, por encargo del gobierno peruano.

Sin embargo, la idea de priorizar la educación de los niños y niñas más pequeños, no nació en 1931, pues fue la Sra. Juana Alarco de Dammert, quien en 1896,  plantea la necesidad de educación de los niños menores de 6 años, especialmente de los hijos de las mujeres trabajadoras y planteó a la sociedad limeña un nuevo enfoque de labor social en torno a la educación. Es en este contexto, que la maestra Elvira García y García cofundadora de la Sociedad Auxiliadora de la Infancia a la que también pertenecía Juana Alarco, organizó lo que consideramos el primer kindergarten del país, para niños de 2 a 8 años en 1902 y fue ella quien mediante conferencias y numerosos documentos difundió la importancia de proteger al niño de manera temprana brindándole  formación integral de su personalidad basándose en los métodos de Froebel y de Montessori, además de la participación activa de los padres de familia; es decir sentó las bases de lo que, hasta el día de hoy, constituyen los pilares de la Educación Inicial.

El Colegio Bertolt Brech no solo valora los principios y lineamientos de la educación inicial, sino que reconoce la ardua labor de las maestras, quienes con esfuerzo, entrega y amor incondicional, son pieza clave en la formación integral de los más pequeños.

Saludamos hoy a todos los que forman parte de la Educación Inicial, estudiantes, padres de familia, profesoras y comunidad en general, quienes de manera multidisciplinaria y articulada hacen realidad la verdadera educación inicial de calidad.

¡Feliz día de la educación inicial!

¡Conoce nuestras novedades!

  Info Admisión