Los superpoderes de mamá

Los superpoderes de mamá

Se dice que, cuando una mujer se convierte en madre, todo cambia. Que comienzas a ver el mundo con otros ojos, que algunas cosas que antes considerabas importantes, llegan  a perder valor, que puedes permanecer incontables horas despierta a pesar de la fatiga extrema, que vuelves a descubrir el valor de una muñeca o una pelota, que cuando vas a una tienda buscando darte un gusto, sales de ella llena de bolsas y paquetes, en los que no hay nada para ti.  Se dicen tantas cosas de las mamás. 

Que, cuando de sus hijos(as) se trata, adquieren un sexto sentido, que son capaces de entender y diferenciar cada tipo de llanto, que solo les basta una mirada para saber si sus hijos(as) tienen dolor de estómago o si tienen una pena de amor. 

¿Será acaso que, ser mamá es un superpoder? o ¿será el resultado de ese mix de hormonas que revolotea en sus cuerpos? o ¿será, tal vez, una suerte de don divino que llega con un hijo(a)? En realidad, teorías, hay muchas. Sin embargo, nadie puede dudar que las madres son seres únicos y especiales y que su capacidad de entrega incondicional no se compara con nada y que no existe lugar en el universo más confortable y seguro que los brazos de nuestra madre, ni sueños más sublimes, como aquellos en los que su imagen nos visita a pesar de no estar físicamente con nosotros.

Cuánta entrega, cuánto cuidado, cuánto amor… ¡Cuán increíbles son los superpoderes de mamá!

¡Conoce nuestras novedades!

  Info Admisión