Tácticas para mejorar formas de interacción social infantil
Tácticas para mejorar formas de interacción social infantil

Tácticas para mejorar formas de interacción social infantil

A algunos niños y niñas les cuesta más socializar con otros y hacer amigos. Esto puede deberse a factores como el temor a ser evaluados negativamente por los demás. 

Las habilidades sociales se aprenden generalmente de forma natural, en el entorno familiar, en la infancia, mediante la experiencia directa, la observación, la comunicación verbal y la retroalimentación personal; sin embargo, a veces este aprendizaje no se da en los niveles adecuados. 

Tácticas para mejorar formas de interacción social infantil

Entonces ¿cómo podemos ayudar a los niños y las niñas a desarrollar su interacción social y hacer amigos? Estos son algunos consejos que se pueden aplicar tanto en el entorno escolar como familiar:

1. Explicar el concepto de espacio personal

Explicar esto de forma clara y visual, con ejemplos de la vida diaria, les permite comprender cómo respetar los límites de los demás. Por ejemplo, mostrarles cómo mantener cierta distancia al conversar o jugar, les brinda las herramientas para sentirse más seguros en las interacciones sociales. Esta comprensión les permite no solo respetar el espacio de los demás, sino también sentirse más cómodos y confiados al relacionarse con otros.

2. Practicar las formas de iniciar interacciones sociales

Para enseñar a los niños y niñas a iniciar interacciones sociales, es efectivo utilizar juegos de roles o escenarios simulados. Estas actividades les proporcionan herramientas prácticas para acercarse a otros de forma amigable y sin ansiedad. Por ejemplo, representar situaciones comunes como presentarse a un nuevo amigo o amiga o invitar a alguien a jugar, les da la oportunidad de practicar estas habilidades de manera segura y divertida. Así, cuando se encuentren en situaciones reales, estarán más preparados y confiados para interactuar con los demás.

3. Reforzar conductas positivas 

Reconocer y elogiar comportamientos como compartir, ser amables y respetuosos fomenta su repetición. Al premiar estos comportamientos, ya sea con palabras de aliento o recompensas, se crea un ciclo positivo donde los niños y niñas aprenden que ser amables y respetuosos les trae reconocimiento y refuerzo positivo, promoviendo así un ambiente social más armonioso y solidario.

4. Fortalecer su autoestima

Proporcionar oportunidades para el éxito y el reconocimiento de logros pequeños ayuda a construir una imagen positiva de sí mismos, lo que facilita la interacción social.

5. Predicar con el ejemplo 

Los adultos deben ser ejemplos de las habilidades sociales que desean enseñar. Mostrar cómo interactuar respetuosamente con los demás en diversas situaciones puede ser más efectivo que simplemente decirlo.

6. Enseñar empatía 

Enseñar a los niños y niñas a ponerse en el lugar de los demás y entender sus emociones ayuda a crear conexiones más profundas y relaciones más fuertes.

¡Conoce nuestras novedades!

Admisión 2024
  Info Admisión 2024