Niños en edad escolar: ¿Por qué se comportan diferente en casa y en la escuela?
Niños en edad escolar: ¿Por qué se comportan diferente en casa y en la escuela?

Niños en edad escolar: ¿Por qué se comportan diferente en casa y en la escuela?

Cuando se observa la conducta de niñas o niños escolares, es decir, aquellos que se encuentran en edad escolar, a veces podemos notar que su comportamiento en la escuela es diferente al que tienen en casa. ¿A qué se debe esto? En esta publicación hablaremos acerca de algunos de los motivos. 

1. El esfuerzo que se le exige en la escuela es diferente al del entorno familiar

En la escuela, las niñas y niños enfrentan demandas académicas y sociales que pueden ser bastante intensas. Por ejemplo, deben seguir reglas, prestar atención, participar y aprender, lo que requiere un esfuerzo significativo. Este esfuerzo puede agotarlos emocionalmente, por lo que, cuando llegan a casa, es probable que tiendan a desahogarse; lo que  se puede manifestar en comportamientos desafiantes.

2. Las normas establecidas en la escuela en contraste con las de la casa

Los niños y las niñas son muy observadores y aprenden rápidamente qué comportamientos son aceptables en cada lugar. Si en casa las normas son más flexibles o los límites no son claros, pueden sentirse confundidos si en la escuela las normas son más estrictas. Esto puede llevar a comportamientos rebeldes en la escuela, donde los límites son más firmes.

3. Esconder emociones en la escuela para encajar mejor

Algunos niños y niñas pueden sentir presión por encajar en la escuela; producto de ello tratan de ocultar sus emociones o dificultades para adaptarse. Esto puede hacer que actúen de manera diferente en la escuela, mostrando un comportamiento más reservado o rebelde; mientras que en casa se sienten más seguros para expresarse como realmente son.

4. Sienten mayor seguridad en casa para mostrarse como es

Los niños y niñas saben que en casa siempre serán amados y apoyados, por lo que pueden sentirse más cómodos mostrando sus emociones y frustraciones. Esto puede llevar a que se desahoguen o expresen sus sentimientos de una manera que no harían en la escuela, donde pueden sentirse más presionados para cumplir con las expectativas.

5. La atención que se le presta en cada entorno

En casa es posible que el niño o niña reciba más atención individualizada y positiva, lo que refuerza su comportamiento adecuado. En la escuela, donde hay más niños y niñas, además de menos atención individual, algunos de ellos pueden buscar formas de llamar la atención, ya sea de forma positiva o negativa.

¿Cómo los padres pueden ayudar a sus hijos o hijas a mejorar su comportamiento?

Es labor de los padres moldear el comportamiento de sus hijos e hijas desde temprana edad. Estos consejos de la American Academy of Pediatrics le ayudarán a conseguirlo:

  1. Ser ejemplo de buen comportamiento; puesto que los niños y niñas aprenden observando las conductas de sus mayores. 
  2. Prestar más atención a nuestros hijos e hijas cuando tengan un comportamiento positivo. 
  3. Brindar suficiente atención positiva para que no tengan el impulso de comportarse mal para atraer el interés de sus padres. 

¡Conoce nuestras novedades!

Admisión 2024
  Info Admisión 2024