Entender los conflictos de los adolescentes: ¿Cómo pueden ayudar maestros y padres?
Entender los conflictos de los adolescentes: ¿Cómo pueden ayudar maestros y padres?

Entender los conflictos de los adolescentes: ¿Cómo pueden ayudar maestros y padres?

Los conflictos con adolescentes son comunes, y forman parte de su crecimiento y desarrollo. Sin embargo, como padres, madres y tutores podemos ayudarlos a que puedan manejarlos de forma saludable.  Como padres, madres o tutores, podemos guiarlos para que aprendan a resolver los conflictos que enfrentan a esta edad. 

Enseñar que se debe resolver los conflictos

Como padres, madres o tutores, debemos enseñar a los hijos e hijas que los conflictos son parte de la vida; por lo que podemos adoptar diferentes posturas ante ellos, como la evasión, la acomodación o la concesión. Sin embargo, para superarlos, lo mejor es adoptar la postura de “querer resolverlos”.

¿Esto que quiere decir? Es esencial que les ayudemos a comprender que los conflictos no se resolverán si no actuamos individualmente para solucionarlos. Ignorar el conflicto, posponer su resolución o refugiarse en conductas dañinas (como ciertas adicciones) solo empeorará la situación o, en el peor de los casos, añadirá más problemas.  

Dotar a los hijos e hijas de herramientas para superar el conflicto

Pero ¿cómo ayudamos a las y los adolescentes a superar el conflicto?  Estos son algunos métodos efectivos: 

1. Reflexionar sobre el conflicto

Como padres y madres, debemos educar a los hijos e hijas para que no actúen por pulso; sino que se puedan tomar el tiempo de ver el conflicto desde cierta distancia, con calma, para así poder analizarlo y encontrar soluciones. 

2. Enseñar la escucha activa

Es fundamental enseñar a los hijos e hijas a practicar la escucha activa. Esto va más allá de simplemente escuchar por escuchar; implica comprender lo que la otra persona está expresando y tener la oportunidad tanto de hablar como de ser escuchado por la otra parte.

3. Practicar la comunicación asertiva

Para resolver conflictos, debemos enseñarles a desarrollar la habilidad de poder expresar sus pensamientos y emociones, de forma respetuosa, sin ofender a otros. De esa manera pueden comunicarse, en caso de conflictos y proponer soluciones frente al problema o problemas. 

4. Enseñar a debatir

La resolución de conflictos no se da imponiendo ideas ni sometiéndose a otras; sino llegando a consensos. Y para llegar a ellos, debemos ayudarles a desarrollar la habilidad de debatir con argumentos, a favor o en contra, de la idea propuesta como solución.  

5. Cumplir con acuerdos

Finalmente, también es clave que podamos educar a hijos e hijas en aceptar los acuerdos pactados como parte del proceso de resolución de conflictos. 

Junto con lo anterior, también podemos ayudar a las y los adolescentes a hacer frente a los conflictos propios de su edad, motivándolos a practicar actividades de ocio saludables, que los impulsen a interactuar con un círculo social favorable para su crecimiento. 

¡Conoce nuestras novedades!

Admisión 2024
  Info Admisión 2024